sábado, 9 de agosto de 2014

Tutorial jabonil: cómo hacer bolas de jabón




Como les había comentado en anteriores post, en este oficio del jabonero todo se recicla, así que en esta ocasión les compartiré el fruto de un error que me sucedió hace tiempo con uno de mis jabones que no salió tan bien.

Aparentemente en esta imagen vemos a mi lindo jabón de frutos rojos, listo para cortar, inmaculado y con una textura suave, con el top diseñado a mano, en teoría todo iba bien, pero...


Al iniciar los cortes individuales, unas piezas salieron ilesas e intactas, con mi primer intento de "línea de lápiz" (esa fina línea negra hecha con carbón activado).
Pero otras no tuvieron tanta suerte (!!¡!!).


Conforme fui cortando unas piezas se desquebrajaron y casi me pongo a llorar de la frustración, pero me dije a mí misma: "Mi misma (¡), no aceptes la derrota, alguna solución debe haber a este desastre".
Y entonces recordé que podría haber una esperanza, intentar hacer unas fabulosas BOLAS DE JABÓN. :o)


Fue así como intentamos este paso a paso que ahora compartimos y ¡funcionó!!! 
Ahora mismo explicamos cómo hicimos:
PASO 1. Necesitarás un jabón hecho artesanalmente ya curado (es decir, con el nivel de ph menor a 7), o jabón neutro que puedas rallar en un rallador común de cocina. Hay que rallar el jabón hasta convertirlo en firas tiras delgadas que puedas manipular con tus dedos.



PASO 2. Ya que esté el jabón rallado, colócalo sobre una mesa limpia como si fuera un montoncito de harina cernida, y agrega poco a poco gotas de agua potable con un gotero o con un vasito pequeño. Deja que el jabón se impregne de agua y ve "amasando" el jabón con tus manos. Puedes usar guantes si lo prefieres. Para enriquecer el jabón también puedes en lugar de agua, usar infusiones, agregar gotas de aceite esencial de tu preferencia, esencia o fragancia deseada, e incluso elementos exfoliantes como copos de avena molidos, germen de trigo, semillas finas, en fin, lo que desees. Las posibilidades son miles.


PASO 3. Toma un pedazo de cordón de algodón y corta del largo que prefieras, dobla a la mitad y hazle un nudo a una tercera parte del final del cordón. Este nos servirá para colgar nuestra bola de jabón de los muebles de la ducha.


PASO 4. Haz una bola con la "masa del jabón" y coloca el nudo en el centro, de tal forma que vayas armando poco a poco la forma de esfera con tus manos. Aprieta fuerte el centro para que no se vaya a salir el cordón. La "masa" no debe estar muy aguada para evitar que esto pase, y cuando seque el jabón endurezca.


PASO 5. Sigue formando la bola agregando más masa de jabón hasta lograr el tamaño que tú desees. A mí me gusta dejarla del tamaño amigable para la mano, que puedas tomarla sin esfuerzo.


Y voìlá! Tenemos la BOLA hecha. Puedes cubrirla al final con pequeños adornos como semillas o pétalos secos de flores para aromatizar. 
Ahora deja secar unos días para asegurarte que el centro endurecerá lo suficiente para que no se deshaga en el primer uso.


¡Listo! Espero que les haya gustado y se animen a hacer sus propias bolas de jabón artesanal.
Nos leemos en la próxima crafti-historia.
¡Seguimos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

_